Prólogo.

VAS A LEER

El perfil del diseñador

El perfil del diseñador

El diseñador es un profesional que humaniza procesos y productos. Esta es una de las conclusiones extraídas de los Encuentros de Asociaciones de Diseñadores celebrados del pasado año en Elche, en los que se debatió la formación que en teoría debía tener el futuro diseñador y que Miguel Durán-Loriga ha resumido en el escrito que exponemos a continuación.   Sobre los Orígenes del Diseño El diseño es una disciplina reciente, que aparece cuando el desarrollo industrial moderno supera a la artesanía en muchos campos de la producción. El diseñador nace como el profesional encargado de proyectar cuanto atañe al hombre, tanto para la percepción de sus sentidos, como para el contenido cultural de los objetos. Este proyecto, que constituye el diseño, dará la última forma a los mensajes visuales, ambientes y productos industriales.   Sobre el Diseñador Actual En un principio, los diseñadores surgieron de otras profesiones, de voluntades pioneras, que luchaban par ir con los tiempos. Hoy en día, el diseñador profesional cursa unos estudios, cuyo nivel es claramente superior, y tiene sus organizaciones internacionales que le representan en el concierto de los pueblos.   Sobre el Diseño como profesión nueva y distinta Para entender el diseño como una profesión nueva, debe diferenciarse de las más próximas a ella, como lo son la artesanía, las bellas artes, las ingenierías y la arquitectura.   Diseño y artesanía Aunque el diseñador puede ser considerado un descendiente del artesano, la diferencias se han hecho patentes. así: -El artesano (tradicional) no hace proyectos anticipados, y sus “variantes” surgen en el transcurso de la elaboración del objeto. -El artesano tiene un oficio, pero no una idea globalizadora de todos los oficios y todas las técnicas. -El artesano produce cultura automáticamente, pero en su presupuesto inicial no se encuentra el significado cultural del objeto. -La evolución artesana es lenta y sigue con la aceleración de las nuevas demandas. Es más, su función principal es la de mantener las tradiciones, en sus formas, procesos y técnicas. El diselador se adapta a la dinámica de los tiempos.   Los componentes estéticos tiene un distinto protagonismo entre los diseñadores y artistas, que se evidencia en las prácticas y filosofías.   El diseño y las bellas artes. El artista, como creador, tiene como su primer ideal, la libertad absoluta; el compromiso como algo optativo. La creación pendiente de destino o la imposición de “su arte” al destinatario. El diseñador está al servicio de la sociendad y del destinatario. Su libertad está acotada por la servidumbre. La obra del artista es única, reducida a series de cuyo numero dependerá la devaluación de la obra original. El diseñador pretende servir a los distintos estratos sociales, y el límite lo marca el mercado. El precio es fijo y está en la razón de los costos, la producción y la demanda. El costo de la obra artistica, para quien la adquiere, multiplica, sino potencia, los costos de producción. El beneficio, en cualquier caso, supone un modesto porcentaje sobre el producto. El arte se debe, entre los artistas, como el tema medular; Sin embargo, en el diseño se cuestiona y se interpreta de forma diversa, y hasta se niega la condición artística del diseñador. La estética, para el diseñador, se decice, muchas veces, a la ciencia de satisfacer los gustos de la gente y de mantener los simbolos culturals. El artista es independiente. El diseñador es una pieza de un equipo de producción intersciplinar.   La ingeniería, las técnica y el diseño El diseñador no es un ingeniero, y viceversa, aunque los dos participen de la tecnología existen diferencias sustanciales: -las ingenierías, al menos las que afectan nuestro entorno, objetos y construcciones, resulven problemas físicos, mecánicos, de formulación matemática, de los que la entidad biologíca y psíquica del hombre no forma parte. Una de las funciones fundamentales del diseño es la de “humanizar” los productos y procesos industriales. -Los problemas técnicos planteados por la ingeniería, al menos las hipóstesis, tienen soluciones “óptimas y únicas”, en correspondencia a su estructura matemática. En el diseño existen muchas soluciones que “mejoran” el producto, por lo que lo óptimo es “una meta” falaz, inexistente. -Los conocimientos técnicos de la ingenería son mucho más amplios y profundos, y son garatía de calidad en todas las prestaciones ecánicas. El diseñador sólo ayuda al buen uso y a la integración cultural. Los conocimientos de la ingenierías son profundos, pero sectoriales; los del diseñador son primarios, pero universales. -En su consideración mecánica, el hombre es una sobre carga móvil de 80 kilos. Para un diseñador, es esto y todo lo demás.   El diseño y la arquitectura Es posible que la arquitectura, con la artesanía “culta”, sean las profesiones más próximas al diseño, y las que históricamente hayan producido un mayor numero de diseñadores. Sin embargo existen diferencias sustanciales: -La escala de la arquitectura es sensible superior a la del diseño, tanto la urbana como la de los edificios. En el diseño los tamaño oscilan desde los manuales de los instrumentos hasta el de los primeros contenedores humanos como las cabinas telefónicas o carrocerías de los coches, pasando por la escala intermedia de los muebles. -La participación del diseño en la arquitectura y el urbanismo se lleva a cabo en elementos aislados: barandillas, azulejos, señalizaciones, etc. O en la organización de estos elementos en el aspecto, pero, nunca construyendo. -La mayor diferencia entre el diseñador y el arquitecto reside en el proceso de la elaboración del proyecto. Los métodos son parecidos, esquemáticos, libres, personales. No son lineales, se tantea el retroceso y el cambio de dirección es posible; pero, en la etapa final, la máxima aproximación que puede conseguir la arquitectura es la maqueta, y el dseñador el prototipo: El objetivo real. Las correcciones sobre la maqueta se hacen sobre una somulaciñon, las correciones del diseño se hacen sobre e objetivo real. La verificación, ultima etapa de los procesos, es mucho más precisa para el diseñador que para el arquetecto. Un diseñador puede desechar un prototipo; un arquetecto no puede derribar un edificio, y esta corcisatancia pesa tanto a la arquutectura como a la ingeneria.   sOBRE UNA PRIMERA APROXIMACIÓN AL PERFIL DEL DISEÑO. La profesión del diseñador no es la de artesano, artista, ingeniero o arquitecto; sin embargo, si, participa de sus conocmineots, habilidades y espiritu creador. Las maquetas, modelos y prototipos del diseñador se realizan artesanalmente y con la misma fruición que siente el buen artesano por la obra bien hecha. como el artista, el diseñador hace planteamientos estéticos; conoce y participa en el ámbito cultural donde se encuentra el arte, y educa su sensibilidad y poder de captación. Al igual que el ingeniero, precsa de la técnica y de sus códigos para llegar a la última definición de los objetos. Como el arquitecto, en sus obras se manifiestan objetivos culturales claramente pretendidos, y su talante es generalista. Si agrupásemos estas profesiones son prodominantemente artiticas o técnicas, no encontraríamos con que el diseñador está a caballo entre ambas categorías. Esta multiplicidad de conocmimientos aboca a considerar el diseñador como “un generalista que maneja crativamente ss conocimientos tecnológicos y humanos”   Sobre las tpologías del diseño en el mundo de los diseñadores, coexisten diseñadores especializados y generalistas Entre los especialistas, hay los que parten de la especialidad y se quedan en ella: diseñadores de joyas, modas, cerámica, etc; y también aquellos que se especializan después de haber adquirido los conocimientos y actitudes de un generalista. Estos son los que nos interesan en el marco de este perfil, porque, al contar con mayor vriedad de referencias, su visión es mucho más amplia. Existe otro tipo de especialista que emerge en el transcurso de la formación general, como lo son los diseñadores de productos y los gráficos que actúan dentro del diseño industrial, y los diseñadores de interiores, dentro del diseño amambiental. La demanda de diseñadores especialistas (automóviles, electrodomésticos, iluminación, evases, etc), es muy fuerte y está en auge.   Sobre los conocimientos específicos del diseñador. La teoría. Los conocimientos del diseñador son prácticos y técnicos, y tienen el método como enlace. Existen dos tipos de teorías: las propias de los conocimientos sectoriales del diseñador, que el diseñador integra en una teoría general y donde entran factores funcionales, culturales, tecnológicos y económicos; y la propia teoría de cada diseñador, que aunque relacionada con las otras teorías imprime carácter y autoría a los diseños. Los factores culturales que inciden en el diseño así como su dinámica hacen que los cuerpos teóricos se agrupen en tendencias. La práctica del diseño coupa, con mucho, la mayor parte de la actividad del diseñador, y este vuelve a ser un factor diferencial con otras profesiones en las que la teoría enfatizada sobrevuela los objetovs; la teoría del diseñador, en cambio, emana de los propios objetivos, y finalmente siempre puede entenderse como una “teoría de los objetos”. La práctica y los métodos. La practica es propiamente diseñada, llega a los planos definitivos y al proposito. La practica está conducida por el metodo, los métodos. Existen muchos modelos de métodos muy inflados por el soporte teorico. El método termina siendo un instrumento personal - “cada maestroillo tiee su librillo”-, que se adapta al caracter, condiciones y pretensiones del diseñador. Pero el método no es solamente una guía de ese viajero que es el diseñador, sino un índice de requerimientos que sirve como crítica y verificación del diseño.   Sobre el diseño y la creatividad El diseñador tiene que ser creativo. La creatividad es un don, una cualidad inequivoca que elimina del campo profesional a todos los que no la posean, pero la creatividad no es el mito de musas, es simplemente “lacapacidad de transformar”. el prmer requisito que se debe exigir a un diseador es ser creativo. La gran servidumbre del diseñador es que aquello que crea debe ser útil.   Sobre la necesidad de la profesion del diseño. La necesidad de diseñadores no es una hipótesis que haya que justificar, sino una realidad. Existen en todos los países desarrollados y están pendientes de un reconocimiento cabal por parte del estado. Las razones que justifican diseñadores con título superior, concedido por Universidaddes pueden puntualizarse: 1 Mercosur, Nafta y la globalización de la economía apuntarán a la circulación intensa de profesionales, incluidos los diseñadores, por lo tanto un respaldo académico será indispensable. 2 El tener un diseño propio salvaguarda las peculiaridades culturales, las despierta y las introduce en la palpitante actualidad 3 El diseño da un valor añadido a los objetos con fuerte repercusión económica, que redunda en el enriquecimiento del país, aumento de puestos de trabajo y la buena marcha de las industrias.   Sobre los puestos de trabajo del diseñador Los puestos de trabajo del diseñador profesional suelen ser los siguientes:   -Su propio estudio (oficina-taller) profesional, individual o compartido con otros diseñadores. -Una oficina de gestión multidisciplinaria con otros profesionales: Sociologos, economistas, ingenieros, etc. que intervienen en la producción de objetos. -En la industria incorporado a una plantilla laboral, si es contratado por una determinada firma. -la actividad docente del diseño, o la actividad crítica y editorial del mismo.   Sobre el diseñador y la sociedad El diseñador está el servicio de la sociedad. esta circunstancia imprime un carácter eminentemente ético a la profesión y hace protagonista a la funcionalidad, la capacidad de uso, la calidad de prestación, como obligaciones del diseñador, inmediatamente seguido por los contenidos culturales del objeto, que de una forma global pueden pertenecer a su estética. Esquemáticamente, en todo objeto coexisten dos valores: Un valor de uso y otro simbólico. Con el valor smbólico se fijan las pautas culturales de ella. en el aspecto social el diseñador es un intermediario entre la producción y el usuario, que interesa por igual a las dos partes, que en definitiva son las dos grandes actividades de la sociendad: producir y consumir.   Sisntesis de las cualidades de un diseñador. 1 creativdad 2 honradez 3 curiosidad 4 cultura cientifica y humanista 5 espiritu analítico y sintético 6 Capacidad para describir la forma por medio de: -La palabra -la definición -la representación 7 tener su tendencia, su estilo propio y una teoría 8 adaptar a su personalidad una metodología 9 tener espíritu y capacidad de crítica y autocrítica 10 estar seguro de que sus vocacion es la de diseñador.   Manual durán Loriga Arquitecto director Escuela experimental de diseño  
LO MAS RECIENTE

Cuando lo caro, cuesta barato

A modo de ejemplo: ¿Cobrar 20.000 clp por un logo? (30 dólares para los amigos de afuera), ni lo sueñes, si eso es lo que estás cobrando, entonces estás siendo bastante irresponsable y realmente no entiendes bien el propósito del diseño. Es que cuando te enfrentas al desafío de diseñar un logo debes tomarle el peso necesario para que sea el comienzo de un gran trabajo conceptual, al final, "Diseñar es saber decidir". Quiero resaltar con esto, que existen dos tipos de diseñador: el irresponsable y el responsable.

continua leyendo

Prólogo es una revista independiente de cultura del diseño. Pretendemos que puedas conectar lo que publiquemos con otras personas e historias.