Prólogo.

VAS A LEER

Hasta ser un diseñador…

Hasta ser un diseñador…

Hace un par de años y sin darme cuenta el trabajo de diseñador evolucionó, ahora tiene unas escalas bastante particulares.

1. Productor

Siempre partirás así… De no ser así, preocúpate mucho por entender el trabajo que ellos hacen, es muy importante en el día a día, en muchos casos te ayudará a tener esa variable para futuros proyectos. En esta etapa seguramente tendrás que seguir líneas gráficas, entender como y que comunican las marcas con las que tengas que trabajar, tema igual de clave para el futuro, muchos cometen el error de decir que todo esta mal y de sobre criticar sin entender las estrategias detrás de las empresas. Sí, es una etapa súper difícil porque uno viene muy fresco de ideas y seguramente te sentirás muy atado y un poco frustrado, en ese momento, no hay que cometer el error de cambiarse de trabajo… Se fuerte y supéralo.

2. Diseñador

Luego… Y después de al menos un par de meses “pagando el piso”, podrás diseñar, proponer y tener tus clientes (Siempre los puedes tener, solo que ahora comprenderás algo muy distinto). Quizá, si tienes un buen director de arte como colega, te comenzará a exigir cosas distintas, casi todas relacionadas a tipografía y comunicación. Será justo el paso entre comprender que hacer un diseñador (entender el tecnicismo) y el director de arte (entender cómo se siente-percibe-comunica eso que alguien diseñó).

3. Director de arte

Aquí, seguramente tendrás que idear conceptos, luego de haber comprendido a total cabalidad las técnicas y formas de producción en un proyecto. Sí, ahora comenzamos a hablar de proyectos. Aquí, principalmente tendrás que idear elementos para que luego se diseñen, tendrás que ser capaz de defenderlos y de venderlos por sobre todo… De desarrollar la parte pedagógica (recién estarás aquí cuando no culpes al cliente porque no te acepto un diseño, eso es TU responsabilidad, saber explicarlo… Enseñarlo y validarlo según el sentimiento que quieres que tenga en cada proyecto. Por lo general, aquí diseñaras un poco menos que antes y pasaras mucho más en reuniones (comenzaras a entender el valor del diseñador y del productor).

4. Diseño de experiencia

Pasa que hoy todos dicen ser UI y UX… Si vez uno de esos, seguramente es porque no entendiendo tan bien lo que esta haciendo. En la etapa del diseño de experiencia pasan muchas cosas y habrás tenido que estudiar mucho para llegar a ella. Tendrás que entender mucho de métricas, mucho de arquitectura de información (por sobre todo meterte muchísimo en la producción de los wireframes y ojalá hayas aprendido algún lenguaje siemple de programación para entender todo el proceso de trabajo). Seguramente aquí estarás muy poco en tu escritorio, y el diseñador y el director de arte serán tus mejores amigos ya que lo más probable es que tu estés solamente diseñando moodboard (internos y externos).

5. Diseño de negocios

Ideas de negocio puedes tener siempre, diseñar uno, ya es otro camino. Amoldarte a una idea, generar una, limpiar otra, comprender los patrones de modelos de negocios y las metodologías asociadas, harán que llegues al siguiente nivel muy rápido (el libro *Value proposition design* es bíblico). Seguramente aquí tendrás más cercanía con Excel que con Photoshop o illustrator. Sí, una pena. Pero es parte del proceso y hay que comprender que cada uno el oh donde quiere llegar/estar.


Bonus

Pensaría que en algunos casos se transforma en diseño de servicios, en otros casos podría evolucionar -incluso- en diseño de política o directamente en política, como sabemos ya hay países que tiene ministerios de diseño (encargados de open data y/o accesibilidad en servicios de gobierno).

Quizá se lee simple. Pero hay que ponerle mucho estudio para dar esos pasos.
Por mi parte, luego de casi 10 años trabajando en esta industria, me doy cuenta que estoy un poco en el punto 4 y 5. Mas cercano del 4 de todas formas, pero dando pasos bastante seguros en el número 5, el cual encuentro cada día. más atractivo y seductor.


Decir que -al igual que en la hotelería- es muy bueno saber todos los procesos, etapas y complicaciones en un negocio.

Vale la pena aclarar que Partí trabajando en publicidad (el tema no me pone muy orgulloso, pero bueno, así fue y hoy le tengo mucho cariño y odio a la vez).

Este es un post original de @Osvaldouribe publicado en @Medium

LO MAS RECIENTE

Cuando lo caro, cuesta barato

A modo de ejemplo: ¿Cobrar 20.000 clp por un logo? (30 dólares para los amigos de afuera), ni lo sueñes, si eso es lo que estás cobrando, entonces estás siendo bastante irresponsable y realmente no entiendes bien el propósito del diseño. Es que cuando te enfrentas al desafío de diseñar un logo debes tomarle el peso necesario para que sea el comienzo de un gran trabajo conceptual, al final, "Diseñar es saber decidir". Quiero resaltar con esto, que existen dos tipos de diseñador: el irresponsable y el responsable.

continua leyendo

Prólogo es una revista independiente de cultura del diseño. Pretendemos que puedas conectar lo que publiquemos con otras personas e historias.